SOJALANDIA



miércoles, 31 de diciembre de 2008

2009

Que el Nuevo Año haga realidad esas cosas por las que han luchado en este Año Viejo que ya se va.
Buenos Augurios para aquellos que no esperan que sus cuestiones cambien por solo desear cosas y esperar que caigan del cielo, o del aparato tragamonedas.

lunes, 29 de diciembre de 2008

Caballo árabe para uno de los Tres Reyes

Los Reyes Magos del cuento eran tres, y uno de ellos era negro. -Está bueno eso de mezclar entre dos blancos un negro, no sea cosa que traten al narrador de prejuicioso. Eso sí, el negro no llevaba para regalar al Niño ni incienso ni oro, llevaba mirra, algo así como el aloe de hoy. Lo habían recogido sus mujeres en las selvas sobre las cuales reinaba.
Inició el negro la búsqueda del que nació montado en un elefante pero cuando llegó al Nilo tuvo que abandonarlo porque el animal se negó a cruzar el río nadando con tanto presente sobre el lomo. Por esos lugares fue que se reunió con los otros reyes blancos. Iban a compartir la búsqueda así que estos le cambiaron la mitad del aloe por un camello viejo. Se lo cambiaron por un camello viejo un poco porque les interesaba el producto refrescante y curativo y otro poco para que no llegue antes que ellos.
Así partieron siguiendo la señal que les hacía una estrella y que les marcaba el camino hacia el nuevo rey que hacía pocos días había nacido. El rey que llevaba el oro iba delante, el negro al medio con su carga de aloe y el del incienso caminaba detrás de aquellos dos cuidándole las espaldas a su hermano blanco de un posible robo por parte de aquel negro sospechoso, en algún descuido, del oro para la ofrenda.
A bastantes kilómetros de Belén se les acabó la comida. Estaban en una zona desértica lejana de cualquier oasis salvador. Aquella noche los reyes se postraron a pedir una señal de alivio a su falta de comida, entonces otra estrella les señaló el lugar donde descansaban los tres camellos. Ahí mismo interpretó el rey del oro la señal... y se comieron el viejo camello del rey negro.
Caminando llegó el negro Baltasar al pueblo elegido y con su presente en la espalda. Y fue el último de los tres en entrar a saludar al niño, ya que tuvo que quedarse afuera cuidando los camellos, de los otros dos.
No se sabe cómo ni en qué volvió a su tierra después de aquel acontecimiento histórico el rey negro... mejor que no se sepa, prefiero pensar que merced a un primer, y rápidamente olvidado, milagro de aquel niño, de repente aparecieron en aquel pesebre un par de briosos caballos árabes. Caballos árabes para el Rey negro, Baltasar.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

LLARYORA. poco en un año


Casi nada de nuevo. En gastos superfluos lo mismo, en obras públicas igual que hace rato, en trabajo social lo mismo de hace años... que sacan, que ponen, enroques, gambitos que distraen, pero de nuevo... casi nada.
Comprar es la consigna parece... comprar grandes vehículos, pintarlos de amarillo fuerte para que resalten en las fotos publicitarias... aunque al poco tiempo se rompan, aunque no sepan usarlas, aunque se paguen el doble de lo que valen... aunque solo sirvan para acomodar nuevo personal que los conduzcan y los mantengan.
Un año pasó ya y no se habló, y mucho menos se hizo, de la ampliación de la obra del gas natural... y el invierno tarda, pero regresa.
De saldar de una vez la deuda del agua para que ésta ya no falte en ninguna casa... nada. Y de crear una empresa municipal de recolección de residuos para no tener que sangrar, y agrandar cada vez más la herida, con esa empresa privada que nos está estafando impunemente... nada en este año de gobierno.
De hacer un trabajo serio en cuanto a los desagues de la ciudad... nada. hicieron una pared hace dos meses en la laguna de retardo que a éstas horas ya se habrá caído, o casi.
De llevar mejoras tales como cloacas, pavimento y gas a los barrios del otro lado de las vías del sur... nada. (La Milka, Jardín, 9 de Sept., San Martín, 202, Bouchard, etc) y ni hablar de B Parque, La Florida, El Prado, 20 de Junio, Hospital, etc. etc... nada... en este largo año nada se habló.
Solo se habló de la culpa de los anteriores, de ocupar a partidarios en la municipalidad, de arreglar una fuente frente a la catedral... y de nada... de nada

MADONNA Y MADONNA


La popular reina del pop internacional hizo vibrar de emoción y alegría a las 66.000 personas que se dieron cita en el estadio monumental anoche. Su impactante despliegue físico y técnico, el astuto uso de ciertos símbolos populares argentinos (el: "no llores por mí Argentina" de la recordada ópera "Evita") y algún que otro beso con alguna de sus bailarinas lograron transformar el show que todos sabíamos predecible en uno más o menos digno. Se vió a miles de fanáticos extasiados, hasta demasiado, y a otros no tanto pero igual de súper felices.
Más no se puede pedir... hay que recordar que tanta felicidad en esa cancha de fútbol hace rato que no se vé.
De cualquier manera, y si es que cabe la comparación, por estos lados del mundo, en San Sojalandia, también vivimos un recordado show "madonniano" pero no de la diva sino de cierto divo de igual denominación. Aunque acá la función duró dos mandatos...


sábado, 29 de noviembre de 2008

SI BUSCAS

Si buscas tu camino y no lo encuentras
es porque el poderoso y su séquito
todos los caminos te han cortado.

Si buscas tus flores y no las hallas
será porque el jardinero de turno
de un manotazo, te las ha robado.

Si buscas una balsa y no la encuentras
es porque el comandante y sus tenientes
en la balsa que era tuya marcharon.

Si buscas un amor y no lo hallas
será porque Cupido, el mitológico,
ahora vende el amor a un alto precio.

Si buscas la canción y no la oyes,
sabrás, fue por haber dejado el arpa,
y marcharte... con una cuartetera.

Si buscas a un amigo y no lo hallas
será porque nadie quiere un amigo
que tiene bien vacíos los bolsillos.

Si buscas a tu dios y no lo encuentras
es porque cura, pastor y rabino
a un pobre... de espíritu, se lo niegan.

Si buscas, y no hallas lo que buscas
puede que no quieran verte buscar...
Pero no dejes de hacerlo, jamás.

viernes, 28 de noviembre de 2008

ACÁ... NO

Existen las princesas
con zapatitos de cristal.
Existen los príncipes azules.
Existen los duendes, los dragones,y las hadas.
Existen quienes pueden volar,
y quienes tienen súper poderes.
Existen los tesoros ocultos,
y los pasajes secretos a la dicha.
Existen los lugares mágicos.
Existen los genios que hacen cumplir tus deseos.
Existen las casas de caramelo
y el lugar donde todo lo que necesitas se te da.
Existe la felicidad eterna
y el hermoso amor para siempre.
Existe todo eso... pero lamentablemente...
no acá.

martes, 25 de noviembre de 2008

TÓMELO CON HUMOR


Tamaño alboroto se armó en la madrugada del pasado viernes cuando se vió a algo similar a una nave voladora sobrevolar algunos minutos, después de levantar vuelo del techo del inmenso edificio de cinco pisos que alberga el sindicato de prensa de la ciudad.
El objeto, de formas difusas y colores rojoazulados atemorizó por un par de minutos a quienes se encontraban todavía en el edificio y a unos cuantos paseantes que ocasionalmente andaban por la vereda.
Después de consultar con los operadores de los radares del aeropuerto local se supo que no hay ningún registro de vuelos, ni en ese lugar ni en otros en lo que al espacio de la ciudad se refiere.
Testigos que estaban en el mismo edificio, integrantes del sindicato, que compartían la clásica cena de todos los viernes, difieren en sus apreciaciones sobre el OVNI, unos sostienen que podría ser una nave espía que envían para observar las actividades de ciertos periodistas presentes, otros dicen que puede ser que miembros de cierta patronal enemiga estén preparando un atentado contra ellos y hay quienes arriesgan que solo se trata de una gran flatulencia, consecuencia del abundante locro degustado un rato antes por el obeso secretario general.

Publicado por Javier en martes, mayo 20, 2008

domingo, 23 de noviembre de 2008

ESCRIBIR NO PAGA, ROBAR SÍ


El crimen no paga, suelen decir por ahí para desalentar a quienes quieren tomar como una salida laboral eso de andar, revólver en mano, asaltando ancianas, quiosqueros y cajeros de banco.
Y tienen razón quienes dicen eso, casi siempre el pago por andar en ese sinuoso camino es acabar preso o muerto, y eso, es poca paga.
A mí me suelen decir o aconsejar algo parecido al escueto refrán, más aún cuando refieren a mi afán de escribir simplezas, y publicarlas en este intento de “periódico”. Que nadie va a pagar dos mangos, me dicen, por estar leyendo retazos de ensayos y versos escritos hace como mil años, críticas a los “dioses” de turno y crónicas chafarosas sobre cualquier cosa.
Que solo paga, me repiten convencidos, publicar avisos con el precio de los zapallitos, noticias sobre el modo en que el asesino descuartizó a la niña o la propaganda oficial.
Escribir... no paga, insisten, salvo que escribas notas o novelitas sobre autoayuda, horóscopos chinos o guiones televisivos donde se burlen de la gente.
Y me lo repiten tanto que cuando Ana, el Tito o el Mario me pagan los tres o cuatro pesos de este pasquín, me dan ganas de devolvérselos.
De todas formas me parece demasiado cruel que salir a robar y escribir paguen más o menos lo mismo. Calzar un fierro y salir a “apretar” gente no lo hace cualquiera... Escribir, eso sí, cualquiera que anda por ahí lo hace.

del fallecido nonato: DIEZ MINUTOS el Periódico Cuerdo

MALHUMOR


El malhumor es uno de los fortines en los cuales me defiendo de los diarios ataques y las mezquindades corrientes.
En él me oculto de aquellas situaciones que continuamente me ocurren y me llevan inexorablemente a desastres existenciales sin remedio.
La irritabilidad es un salvavidas al que recurro con frecuencia en el día a día. No me ahogo estando irritado. A veces me sostiene cuando ya a poco de abrir los ojos por la mañana veo que el despertador no sonó y estoy atrasado media hora. O cuando salgo a la vereda para ir a trabajar y caigo en la cuenta que los recolectores de basura están de paro, las bolsitas están en el canasto y uno o dos perros vagabundos ya rompieron una y desparramaron mugre por toda la vereda.
En ocasiones me defiende la destemplanza cuando llego al trabajo y veo que el “señor” cambió su auto último modelo por otro importado que vale mil millones de pesos y firme rechaza cualquier alusión a aumentos en el costo de la obra.
O cuando llego al mediodía a casa y tengo que salir otra vez volando a comprar comida porque de ayer no quedó nada, los gatos aúllan de hambre y, para peor queda poca plata en el bolsillo.
La aspereza suele en mí suele preservarme cuando por las tardes veo desde la ventana de mi cuarto a unos perejiles pasear por la plaza Italia con su enamorada ansiosa colgada del brazo y lista para ser llevada a cualquier lado menos a un lugar público como ese.
En ocasiones la erupción de mal genio me cubre, principalmente cuando el vidrio de esa misma ventana refleja mi propia imagen de ochentón cargado y perdulario.
Casi siempre el mal genio y la antipatía que me acompañan son una coraza para que me resbalen los comentarios estúpidos que suelen hacer muchos respecto a la lluvia, al sol, al viento, al frío o al calor. O los que hacen sobre mi ropa, mi moto o a mi cada vez menos pelo en la cabeza.
Siempre me defiende el malhumor de la ira que me produce ver a cientos de babachos dando la vuelta è perro con el cero kilómetro por el único bulevar céntrico de la city.
También me defiende el malhumor, no crea que no, cuando me doy cuenta que ciertas cosas que escribo... son como esta... no tienen nombre.

retomado de diez-minutos.blogspot.com

domingo, 16 de noviembre de 2008

BUKOWSKI

5:45 DE LA TARDE

Sábado, 5:20 de la tarde,
preparo un mate
y comienzo un poema
con sabor a pan casero y a yerba barata,
acabo de escuchar a Bukowski decir qué es,
para él,
lo peor y lo mejor.
Coincido en algo con el hombre:
"las 5 y 45 de la tarde,
los recitales de poesías,
es lo peor,
alfombras con quemaduras de cigarrillos,
estar de pie y mirar de frente al pelotón de ejecución.
Eso es lo mejor"
Pretendo decirle que para mí, además de otras cosas,
morir en Los Ángeles,es lo peor.
Y escribir versos desnudos y libres, es lo mejor.
Seguramente él coincidirá conmigo.

Sábado, 5:45 de la tarde,
termino el poema
el agua del mate se enfría y la yerba ya es imposible...
le pido a Bukowski que se calle.

DEL LIBRO "entre piedras" Javier Tissera

relato erótico breve

"Entre notas y versos"

Hasta esos momentos de su vida había sido un sordo para la música, y el Poeta lo reconocía. No tenía porqué mentir, a pesar de sus amigos músicos. No sabía distinguir entre los acordes de una guitarra y de una gaita. Pero no rivalizaba con los que sí sabían la diferencia entre una síncopa y un sostenido. Los músicos más bien le parecían unos pavotes que no hacían casi nada bien salvo soplar un caño, golpear unos bronces, frotar con cierto tino unas cuerdas o rascar durante horas las seis cuerdas de una Fenders. Es más, hasta le producían algún escozor aquellos que, con solo escuchar tres notas, sabían si la melodía era de Santana o del Negro Moreno. Alguna vez uno de estos virtuosos se rió de él porque no supo decirle que la composición que estaba tocando con su guitarra era de una canción de Serrat. ¡Cómo si no tuviese nada mejor que hacer que saber identificar con solo escuchar las melodías, las canciones de todos los que cantan por ahí!. Lo suyo fueron siempre las letras.Lo dicho, siempre había sido de madera para los sonidos musicales a pesar que estuvo unido un par de años a una muchacha que tocaba el violonchelo en la sinfónica del pueblo. Pero eso no quiere decir nada. Ya ven. A ella no le gustaba mucho meterse en el mar lleno de poesías, novelas y cuentos en los que el poeta navegaba y a él le costaba mucho oír subterfugios musicales cuando estaba educado mejor para leer. Asimismo creo que eso fue esencial para que se enredaran en amores como lo fue para que al fin se separen. De todos modos lo que hubo en el medio fue bastante bueno. Tanto como puede ser una relación entre un escritor silencioso y una musicóloga estridente. Y digo que sus respectivos trabajos fueron los que nos unieron y luego los separaron porque así fue. Se conocieron un viernes de frío agosto cuando los presentaron unos amigos roqueros en común con los que el jóven escritor solía juntarse un par de horas a componer canciones de protesta. Ella llegó a ese rejunte con ánimo de incluir en él su instrumento, o de aprender a usar otro. Al toque se interesó por la forma en que el bardo componía, por saber como se inspiraba, y como manejaba la pluma. Se enganchó en unas clases literarias que en otro lugar estaba dictando. Y en unas semanas se atrevió a pedirle que dichas clases fuesen personalizadas y a domicilio. Él aceptó... bonita sonrisa, vivía sola y leía con idéntica efusión las poesías del libro "Entre Piedras" y a Bartok. Y acabaron enredados.Ya se habrán dado cuenta ustedes que su relación inmediatamente se basó en el sexo. Los sonidos que más tenían en común eran los que hacían mientras estaban revueltos en la cama. A eso hay que indicar lo provechoso que les fue que se conocieran siendo ambos muy jóvenes y sin experiencia. Eso los llevó a probar todos los aspectos de esa ciencia nunca bien explicada de la sexualidad. Traía ella como único conocimiento del sexo lo que le había dejado una noche de humo, manoseos hambrientos, besos con gusto a fernet y dedos intrusos, y vivía ansiosamente la existencia agridulce de un apetito no satisfecho. Eso era bueno porque el escritor estaba casi igual en esas cuestiones. Sus certezas llegaban hasta el momento en que cae la última ropa. Sabía de besos y de caricias profundas, sabía de besos de mujer allá donde lo llevan a uno hasta el cielo, sabía de senos amplios y laxos, pero no sabía que había más allá del descubrimiento de toda una piel fresca, firme y rosada. No sabía que había más allá del desnudo total y del recorrido total. No sabía que pasaría en toda una noche para aprender a recorrer y conocer. Ella tampoco sabía, eso los unió. Y fue bueno, aunque no fue para siempre.La mujer era virtuosa en la ejecución de varios instrumentos musicales pero como casi toda mujer de aquellos años tendía siempre al tema del casamiento, y los niños. El hombre era un silencioso y concienzudo elaborador de intrincados textos divertidos y filosóficos. Y como tal sabía que lo que ella pedía era para él compromiso y mucho ruido.No podrían combinarse en este caso una buena melodía con una mejor canción....
Bastante tiempo después de separados se supo que ella había aprendido a componer canciones dulces y melodiosas gracias a que conoció a uno de esos músicos que producen canciones comerciales, hacen el amor una vez por semana y a toda hora toca su guitarra. Y de él sabemos algunas cosas: lo que narramos en estos escritos, y que anda todavía por ahí atrapado en lánguidos amores y aburridos palabreríos.Seguro que ella extrañará de aquel jóven poeta su sordera y su pluma incansable y él de ella su ruidoso, amplio y bien aprendido repertorio.

del libro: "Más allá de cualquier cosa" Javier Tissera

UNA NOCHE... RAQUEL

Regresé anoche, aún malherido de amores, al famoso Pub “El Doce”. Y lo hice después de un par de meses de vida sedentaria. Volví por pedido expreso de ir a ver actuar a un grupo de ruidosos amigos... mitad músicos y mitad batifonderos, diría nada más que como dato, pero bueno, por cierta prolongada y sincera amistad, allá fui. El desánimo por haber aceptado el acompañamiento quedó disuelto de entrada nomás ya que al intentar abonar mi correspondiente pase el guardapuerta de ninguna manera me quiso aceptar retribución alguna. –Como bienvenida, -dijo-. Lo que me hizo pensar en algo así como el hijo pródigo que retorna. Nada menos.Seguro que por lo deshabituado fueron transcurriendo lentos, y sin mucha alharaca, el recital y la noche. Conmigo en un rincón solitario, apoyado en la barra entre copas, cigarrillos, el ir y venir del "barman" y el presentido recital de mis amigos. Todo olvidable, hasta que durante un breve silencio, desde el incómodo escenario, al Número Uno se le ocurre decir no sé qué de mí e invitarme a subir a escena. Cosa que, con algo de mala gana hice nomás, pues no era cuestión de desairar a un buen amigo. El intrépido no tardó un segundo en pedirme que cante o recite algo. Yo hubiese preferido que me mande desaparecer, pero... ya estaba allí, ¿qué iba a hacer?. Una leve inclinación a modo de saludo hacia el público y un breve intercambio de palabras con los cuatro instrumentistas puso todo a punto de acompañar a mi desentonada voz y a los sonidos que mis dedos pudieran sacarle a ese prestado piano. Después de berrear las cuatro o cinco rebuscadas poesías hubo bastante palmoteo, aunque no hubiese tenido porqué haberlos. Mi actuación no fue de las mejores, un poco por el güisqui y el resto por propia ineptitud. Pero a esa altura de la noche, pensé, a quién le importa el virtuosismo mientras les haya sonado agradable. Y creo que así fue, a juzgar por los suaves asentimientos que alcancé a ver mientras ejecutaba, en el peor sentido, tan dulces versos.El levantarme, agradecer con una sonrisa a los músicos y con un breve “gracias” a la gente que en lo global de esa desenfrenada fiesta ni siquiera oyó bien de qué se trataba, fue un solo movimiento. Salvo uno o dos amigos, casi irreconocibles por la tenue luz que alcanzaron a palmear mi hombro cuando pasé rápidamente entre ellos, nadie me saludó. Ir hasta la barra y pedir otro "on the rocks", fue también un solo movimiento. Todo así se mantuvo hasta que el tintinear del hielo en la soledad del vaso me alertó que, o el mismo perdía por algún invisible agujeruelo o dicho ardiente líquido yacía en mi estómago. Hecho que era como para ponerse a pensar pues ya iban tres y en compañía de vaya a saber que cantidad de cigarrillos... Y fue a través del humo de esos venenosos cilindros que la vi a ella acercándose... Primero pensé que casualmente elegía ese lugar para abastecerse de algún bebible, pero no, resuelta me miró a los ojos y me habló así:

-Estuvo buena tu breve actuación poeta, y ya que no he visto casi adhesión a tu buena voluntad de recitar para estos sordos, he decidido no solo pensarlo sino también decirlo. Es por eso que estoy acá, y desde luego para que compartamos una copa... la mía, porque veo que la tuya ya fue-

Allí nomás pensé: -Vaya ¡qué mujer!-, mientras hacía una seña al andarín joven de la barra para que diera nueva vida a mi agujereado vaso y al que ella traía en su mano.

-Agradezco tu elogio, -le dije-, es algo bueno para la que suponía una mala noche.
-Mi nombre es Raquel, -dijo-, y ninguna noche es mala si uno sabe esperar, ¿oís, por ejemplo, esa música lenta?, es una buena ocasión para bailar, vení, bailemos-.

Su mano tibia tomó la mía y con decisión me llevó a una poblada pista de baile.Lo que sucedió desde ese momento trataré de describir: Su cintura entre mis manos y sus manos en mis hombros, su pelo rubio que se mecía suavemente como un pequeño jardín de girasoles. Sus ojos color cielo posados en los míos hiriéndolos con una mirada pura, inolvidable. Su rostro blanquísimo reflejando su natural belleza. Y el perfume de su piel, ese maravilloso aroma que terminó extasiando a mis sentidos he hizo que me entregara a sus brazos, a sus movimientos. Y sus labios, sus labios susurrando en mis oídos, sus labios, rozando primero los míos y luego uniéndose a ellos en un soñado y dulcísimo beso, un beso único, para esa ocasión única.En algún momento entre todo eso que estaba pasando me dijo sonriendo: -vamos a descansar-. Y su mano, ahora en mi espalda, me guió entre la gente hacia el rincón aquel de la barra. Al llegar, ya no estaba conmigo, y al girar tampoco la vi entre la gente. Esperé casi sin moverme, no sé cuanto tiempo, solo sé que despertaron mis sentidos cuando oí el saludo final de mis amigos músicos. Y me hallé otra vez acodado en la lustrosa y dura madera.

Al lado de mi siempre vacía copa estaba la suya, también vacía.
del libro: "Más allá de cualquier cosa" Javier Tissera

viernes, 14 de noviembre de 2008

NUNCA PERIODISTA

Nunca fui a tomar clases de periodismo de opinión, ni de redacción literaria, de investigación, de gráfica ni de entrevistador, ni iría ya. Como que estoy viejo y ya se sabe... loro viejo difícil que aprenda a hablar. Bueno... tan viejo no pero casi. Igual no. Y está mal, lo sé, para que sepan yo me paso todo el tiempo aconsejando a todos estudiar y estudiar. Soy conciente que solo estudiando uno se aleja de las idioteces cotidianas, y de los idiotas. Pero en mi caso ya está decidido. Es que para elaborar una imprecisa crónica sobre cualquier cosa que solo se va a publicar en un perdido blog o enviar a un gris periódico de pueblo, no hace falta tanto. Además seguro estoy que nunca voy a publicar en La Voz del Interior, el ABC de España ni en El Tiempo de Colombia. Yo solo soy un simple plomero, pero que escribe. Y orgulloso estoy de serlo. La mayoría en todo el mundo no sabe cambiar una válvula en una canilla o grifo ni mucho menos escribir una crónica de setecientas palabras sobre el transbordador espacial, el harry Potter o Armando Manzanero. Y sin haber estudiado más que el Platero y Yo.

jueves, 13 de noviembre de 2008

OBAMA ojalá me equivoque

Ojalá me equivoque pero no creo que mande a sus casas a los soldados que el imperio envía para asesinar ciudadanos de otros países. No va a retirar las tropas apostadas en Colombia, cuidando que se envíen sin peligro los cargamentos de cocaína que los propios habitantes del norte consumen. Tampoco se irán los soldados que están en las bases de Ecuador, chile, Brasil, etc.
Ojalá que me equivoque pero para hacer que la economía de su país funcione va a presionar (saquear) aún más a las economías de nuestros países, gobernados por sus "perejiles"
Ojalá me equivoque pero no va a levantar el bloqueo que desde hace casi cincuenta años ellos le hacen a Cuba, y tampoco creo que va a levantar la prohibición que tienen los norteamericanos de viajar a Cuba. En eso ojalá también me equivoque.
Tampoco creo que, aún siendo descendiente de africanos, deje de gastar millones de dólares en armas e invierta esa misma cantidad en tratar de fortalecer la economía para combatir y erradicar la pobreza de Kenia, Tanzania, Haití, etc, etc. Ojalá me equivoque Barack, ojalá...
Ojalá me equivoque pero pero en EE UU van a seguir sin saber que Argentina no es una provincia de Brasil y que ya no cabalgamos lanza en mano y a los gritos.
Ojalá me equivoque, de verdad lo pido, porque si no es así en unos años todos esos que hoy festejan, brindan y ríen felices por el nacimiento de un nuevo líder en el circo mundial... van a ser igual o más culpables de haber propagado cierta esperanza por nada.

sábado, 1 de noviembre de 2008

No crea que lo van a tildar de
“comunista”,
“terrorista”,
“trolo”
o “vende-patria”
por contribuir a la resistencia de "Revista Sojalandia".
Confíe en el libre pensamiento
y en esto de que algunos sí luchan por manifestarse
más allá de la mezquindad general.
Llame,
escriba,
suscríbase,
y “aporte” ideas, pensamientos
y libras esterlinas.
Su apoyo se convertirá en futuros periódicos de papel
tan perdidos como éste.

MARADONA, el mono más preciado

Después de muchos ires y venires el circo del fútbol, el Gran Circo, recuperó su mono más valioso. Aquel de las morisquetas más divertidas y el de los trucos más y mejor logrados. Al ingenioso Mono Diego, artista de tantas funciones inolvidables en tantas tardes y en tantos estadios del mundo entero entre los años 1977 y 1994.
Nadie puede negar que al Gran Circo, el de los mundiales, y su etapa clasificatoria, el de las copas América, los campeonatos olímpicos, los campeonatos juveniles y los eventos futbolísticos "amistosos" le faltaba "algo de sal" y no sabían bien donde hallarla. Hasta ahora. Ahora era tiempo. Tiempo de ir a buscar, y rescatar, del pequeño circo del "showbol", "fulbito" de ex jugadores, al artista más taquillero, al Mono más divertido.
Llegó a su fin la condena impuesta al mono mayor del fútbol mundial, pagó ya por sus travesuras de mono loco. Es tiempo ahora de volver a la Gran Pista, a las luces del mundo, a las mejores bananas.
Nuevamente estará el Genio Mayor en la gran pista, aunque esta vez a un costado dirigiendo, como un director de orquesta, a otros cuantos monos menores que tratarán de hacer, para deleite del público, malabares, morisquetas y dribles tan divertidos como los suyos.
Esperamos ansiosos, y con la mejor buena onda, que a nuestro mono más divertido e ingenioso le vaya bien en este renovado gran circo futbolero. Ya reservamos asiento frente a la tele y preparamos bandera y camiseta celeste y blanca para los festejos. ...¡¡Qué comience la función!!

sábado, 25 de octubre de 2008

APARICIONES en San Sojalandia

Aunque en nuestra revista, siempre pulcra y seria, no damos crédito a chismeríos de barrio, esta vez pusimos, aunque superficial, un poco de interés en ciertas habladurías que cuentan en detalle tres hechos de apariciones celestiales. El primero de esos eventos tuvo lugar en terrenos del ex ferrocarril Mitre, casi a la altura de la calle del mismo nombre. Ahí, una imagen de la virgen, tal como se la ve en la foto de abajo, se le apareció, en distintas ocaciones, a algunos integrantes de cierta familia de los alrrededores. Según pudimos averiguar, solo a uno de los integrantes de esta familia, la virgen le habló. De las revelaciones que le manifestó nada se sabe, pero pudimos deducir, por el malhumor, el ceño fruncido que porta todo el día y por la concentración con la que conduce su jeep color bordó... que de river campeón, ni noticias-

Una segunda aparición, se supo, fue hace unos días en las escaleras del palacete municipal. Según versión fidedigna de uno de los correveidile habituales en esa entidad, cuando se produjo la aparición solo estaban presentes el intendente, el encargado de las finanzas y el que sirve los cafés. Ante los boquiabiertos presentes la sagrada visión hizo tronar dos importantes reprimendas. La primera de ellas, como es habitual en éstos, y todos los casos de reunión entre seres "superiores" fue dirigida al noble cafetero, que en el afán de cumplir con las directivas de ahorrar en cosas superfluas, sirve el café aguado y con casi nada de azúcar. La otra tenía que ver con el hecho que en la emisión de los nuevos billetes locales no se tuvo en cuenta hacerlos del color de su manto, agregarle su imagen al lado de la leyenda: "San Francisco" y además se olvidaron que por ley cristiana le corresponde a ella, por intermedio de sus representantes de la curia, el diezmo sobre el total imprimido.

La última de estas ilusiones se dio, según uno de nuestros cronistas, que de forma totalmente casual andaba por ahí buscando alguna nota, en uno de los pasillos de un reconocido y muy frecuentado motel de la ciudad. Allí se pudo ver a la inmaculada derramar frías lágrimas al ver el interminable desfile de quince, diesiséis y diesisieteañeras, que acompañadas por sus respectivos hombres entraban apuradas a los lujuriosos cuartos con el afán de perder de una vez esa virtud que a ella la hizo tan famosa.

viernes, 24 de octubre de 2008

ELLA Y EL ANGEL

Encontrarnos esa tarde de lloviznas
no fue casualidad, fue dirigido
por un ángel que goza con las penas
de quienes no tenemos permitido,
por cuestiones legales y cadenas,
morder el fruto del árbol prohibido.

Y digo que por él fue dirigido
con el fin de causarnos más que penas,
es que sabe, nos gusta lo prohibido.
Y no vemos cuestiones ni cadenas
rompiendo el cartel de permitido
que empañen una tarde de lloviznas.

Por eso, a su propuesta de perdernos,
perdimos, como siempre, ni pensarlo.
Y bajo lluvia, sin que puedan vernos,
junto al bosque, que prometió callarlo
olvidamos las trabas del presente
e hicimos el amor... intensamente.

del libro "Entre Piedras"
entre-piedras.blogspot.com

miércoles, 22 de octubre de 2008

billetes locales

Como venimos diciendo desde distintas entradas en nuestra virtual "Revista Sojalandia", poco falta para que nuestro inoperante cuerpo de dirigentes políticos saque a circulación local unos supertruchos billetes al mejor estilo de aquellos que se hacían durante la crisis social y económica que asoló nuestro país durante los años 2001/2002.
Caben algunas reflexiones respecto a esto de emitir moneda, sobre todo en eso de que van a hacerlo en estos tiempos en que de aquella crisis... ni cerca estamos. A pesar de algunas leves falencias.
Y pondremos ejemplos: aquella vez se habían hecho billetes como estos para suplir a la enorme cantidad de dinero circulante que se habían tragado los bancos con el recordado corralito... y ahora no hay corralito, y hay bastante dinero en las calles, hay también bastante empleo para la gente, no hay casi comedores comunitarios ni tantos desnutridos y necesitados a los que socorrer con unos cospeles para la leche.
Entonces cabe preguntar: ¿si no están ni la gente ni las instituciones en crisis social y económica como para emitir billetes salvadores, para que se hace esto??... a tamaña pregunta le cabe tamaña respuesta: como lo que está en crisis es el sistema municipal (intendente, concejales, secretarios, empleados y acomodados varios) se emiten "billetes-engrosa-deuda" nada más que para continuar con viejos negociados.
Se emiten billetes locales para pagar en ciento treinta una deuda de cien

lunes, 20 de octubre de 2008

Recetas exóticas I


Ayer, unos amigos que fueron a cazar me trajeron una liebre. Animal como de dos kilos y con poco desperdicio a pesar de que la cazaron con perros. Me la cobraron 15 mangos, lo que está bien ya que hay que verlo del lado de que me trajeron para preparar un par de comidas "exóticas".

Bien, acá van las dos formas en que voy a mandarme al buche tan simpático y veloz animalito.


Lo que primero hay que hacer es lavar bien todo con mucha agua de la canilla. Luego se debe trozar el animal en pedazos que quepan en una olla. Se hierve todo por unos veinte minutos (es aconsejable agregar al agua de hervir unas hojas de laurel) Se deja enfriar y luego se separan las partes como para preparar dos comidas.

A una mitad se la lleva a una olla, en la misma se pone primero a freir en poca aceite una cebolla picada bien fina, un pimiento rojo o verde trozado en tiras, y un diente de ajo picado, a eso se le agrega la carne de liebre trozada y previamente hervida, una o dos zanahorias cortadas en rodajas o tiras y sal, pimienta, laurel y romero a gusto. Cocinar hasta que la zanahoria este lista y... a la mesa. Acompañar el estofadito con un buen tinto o con una bramita bien fría.


Otra forma en que voy a degustar esa roja y apetitosa carne salvaje es en empanadas... si, así como lo lee. Y para eso seré breve: deshuesar las partes que sobraron del estofado, picar la carne en trozos bien pequeños y con la carne picada hacer una carbonada tradicional, armar con masa de panadería "las Cañitas" y freír con grasa de cerdo... eso sí, si las empanadas se van a comer para la cena... solo un vasito de vino porque sino van a tener unas "rápidas" pesadillas...

domingo, 19 de octubre de 2008

10 errores típicos del mal intendente (parte 1)

1) Creer que llevando trescientas personas a la administración pública se asegura llevar a cabo en cuatro años un buen trabajo municipal. Cuando eso no es así... los dos intendentes anteriores llenaron todos los espacios municipales de gente capáz y de las otras y casi los echan a patadas por fundir la ciudad.
2) Achicar la función del estado en cuanto a los servicios que éste debe brindar se refiere, cuando la tarea del estado municipal fue históricamente la de "brindar" esos servicios personalmente a cambio de los tributos que el pueblo aporta. Como ejemplo está lo de la obra de gas natural. Se esta hablando de hacer la obra en algunos barrios por administración de los Centros Vecinales... cuando por esa gestión se le pagan suculentas sumas al intendente y sus laderos.
3) Pedir contínuos créditos a diferentes bancos y companías finanusureras para pagar créditos sacados anteriormente por otros peores que ellos creando o encadenando así un eslabón más de una gigantesca deuda de nunca acabar.

CLOACAS Y DESAGUES

Muy campantes sostienen desde el municipio que la red de cloacas de nuestra ciudad están tan, o más, saturadas que la de los desagues. Y lo dicen como si no lo supieramos, como si no tuviesemos que sufrir el olor que nos queda en las ruedas de nuestros autos, o en nuestras zapatillas, después de mojarnos en alguna calle del centro o de muchos barrios. Además adornan la trillada noticia con números, con las cifras del costo que tendría solucionar el entuerto. Arteramente lo hacen, nos dicen que tan necesaria obra costaría cuarenta millones de pesos, que sumados a lo que costaría hacer desagues internos llegarían a los ciento cincuenta millones... o sea... veamos... así como está usted pensando... imposible hacer semejantes obras. Y digo que lo dicen con doble intención porque sospecho que, inalcansables cifras de por medio, a las obras las irán postergando hasta el infinito y los culpables de eso serán... los impuestos que nunca alcanzan para semejante gasto.
Y todo seguirá como hasta ahora, menos algunos pocos parches. Tal vez sí le mejoren algo a los barrios La Florida y Sarmiento y extiendan la red a ciertos nuevos loteos, pero más que eso... difícil.
Es que a los muchos que sí les importa solucionar esto nadie les da pelota hasta que no haya que votar (votos boluditos cautivos)... ¡qué protesten nomás... vecinos de (literalmente) mierda!... Y a los otros pocos nada le importa ya que para estar lejos de la mierda líquida que corre por las calles de San Sojalandia compran deptos en los pisos altos de los nuevos edificios que se construyen en la city

sábado, 18 de octubre de 2008

PATORUZÚ PRESIDENTE


Buena falta haría que se presentara como candidato a presidente de nuestro país un tipo como el Cacique Patoruzú ya que comparándolo con los personajes que hoy se han apoderado de nuestra política vemos que un abismo separa. Y eso a pesar que este "indio", que hoy mismo cumple ochenta años y mantiene su pluma inalterable, sea visto por muchos como traidor a su gente, xenófobo y medio bobo.

No puede usted negar que un presidente como él ya hubiese sacado de su bolsillo las pilas necesarias de patacones para pagar todita junta la deuda externa argentina, ya habría ido montado en su potro Pampero hasta la mismísima casa blanca a cachetear al inconciente ese de buch y ni hablar de que ya estarían con los ojos negros y tras las rejas antihéroes tales como menem, cavallo, madonna y el coco basile.

jueves, 16 de octubre de 2008

Fuego



Ella: -Cariño, ¿pondrías la mano en el fuego por mi?


Él: -Por supuesto, mi amor.

de: www.extrujado.com

lunes, 13 de octubre de 2008

20 millones II

Otras posibles respuestas a aquella pregunta de: ¿Qué van a comprar, el inoperante intendente Yayora y sus secuaces, con los veinte millones de pesos que andan pidiendo prestados?
Van a comprar en varios diarios, periódicos y radios locales espacios y horas donde se repita hasta el cansancio que su gestión de gobierno es brillante y efectiva.
Van a comprar, y a poner a su nombre, obviamente, para no ser menos que los anteriores, unos campos estériles donde en el futuro vaya a pasar alguna autopista así el estado les paga por esos campos como si fueran extensos vergeles sojeros.
Van a pagar por adelantado dos o tres cuotas a aquellas financieras usureras que les dejen "buenas comiciones" con el único fin que después les sigan "prestando" otros apetitosos millones de pesos.
Van a aumentar las "partidas" destinadas a amantes, espensas de dptos secretos, hijos/as no reconocidos, viagras y jugetes eróticos.

viernes, 10 de octubre de 2008

Resumen I

Los narradores de nuestra revista se quedaron sin ideas a la hora de escribir... y ya se sabe que pasa cuando eso sucede... acaban escribiendo sobre el intendente y sus desaciertos, de mujeres y de fútbol.Así es que esta semana acabaron, sobre la brillante caoba de mi escritorio de director, sendas crónicas que hablan hasta el cansancio de esa pelotudéz de poner a trabajar para el municipio a presidiarios de buena conducta... como si el solo hecho de estar preso no fuese un enorme signo de mala conducta. Buena conducta, y por sesenta y cinco años tuvo y tiene mi viejo, o José-José, el de la parada del chizpazo, cuya únicas malas conductas en toda su vida son la de mandarse unos buenos tetras al buche y la de ser de Boquita y de Sportivo hasta la médula. Buena conducta es la de Don Alonzo, que como un robot trabajó cuarenta años para un empresario metalúrgico local, hasta que éste cerró la fábrica, dejó a todos, incluído a él por supuesto, en la calle y se dedicó a sembrar los campos que compró con plata acumulada y puesta a nombre de una consuegra que no sabe ni leer ni escribir. También buena conducta es la de Juan, el pintor, que casado, padre de tres hijos y cuarentón apenas llega a su casa luego de trabajar ocho o nueve horas toma dos mates, se ducha y se va a estudiar hasta las once y media de la noche. Buena conducta es la mía que me contengo para no decir con todas las letras que el pelotudo del intendente se ocupa de pelotudeces en lugar de ocuparse de cosas que son realmente importantes y trascendentes.
pelotudo, da. adj. vulg. Arg., Chile y Ur. Dicho de una persona: Que tiene pocas luces o que obra como tal. U. t. c. s. 2. Ur. Dicho de una persona: Que ha llegado a la adolescencia o a la juventud. U. t. c. s. 3. Ur. Dicho de una cosa: De gran tamaño. 4. vulg. Ur. Lerdo, parsimonioso, irresponsable. U. t. c. s.Biblioteca de Consulta Microsoft® Encarta® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
Aunque tal vez no sea tan pelotudo y esto, además de hacerlo por unos cuantos votos, lo haga para ocultar que se está por gastar en un santiamén veinte millones de pesos que pasarán a engrosar la gigantesca deuda municipal. deuda, por todas partes, que le da jugosos dividendos mensuales por intereses a varios socios ocultos de varios políticos que estuvieron y están en el municipio de San Sojalandia.

martes, 7 de octubre de 2008

León

Los salieris de Charly

Somos campesinos de la raza de altroque
Jamas un turista del famoso deme tres
Nacimos en el pasto , asado y mucho vino
Pero nunca seremos un gordito argentino

Nos gusta la tierra odiamos la ciudad
Mas sabemos que en el polvo no hay oportunidad
Andamos de aqui , andamos para alla
Chocamos a pais diciendo la verdad

Menos mal , no somos cualquiera
Nunca nos odiaron en la escuela
Menos mal , no somos cualquiera
Nunca mentimos en la iglesia

Somos del grupo los salieris de Charly
Le robamos melodias a el ,ah,ah,ah,...

Queremos ya un presidente joven
que ame la vida que enfrente la muerte
La tuya , la mia , de un perro , de un gato ,de un arbol de toda la gente

Compramos el pagina , leemos a Galeano
cantamos con la Negra , escuchamos Victor Jara
Dicen la juventud no tiene
para gobernar experiencia suficiente
Menos mal , que nunca la tenga
experiencia de robar
Menos mal , que nunca la tenga
experiencia de mentir

Somos del grupo los salieris de Charly
Le robamos melodias a el ,ah,ah,ah,...

Aunque tengamos un equipo Robertone
un Leme , un ucoa , para sacar la voz
Siempre sobrara para decirte fuerte
si sos un mierda o no
En la perla del once compusiste "la balsa"despues de la cana no saliste mas
Que nos diran por no pensar lo mismo
ahora que no existe el comunismo
Estaran pensando igual
ahora son todos enfermitos
Estaran pensando igual
ahora son todos drogadictos

Somos del grupo los salieris de Charly
Le robamos melodias a el ,ah,ah,ah,...

El 1 % quiere esto torcer
El 9 % tiene el poder
De lo que queda el 50 solo come
Y el resto se muere sin saber por que

Es mi pais , es el pais de Cristo
damos todo sin recibir
Es mi pais , es un pais esponja
se chupa todo lo que paso
Menos mal que estamos aca
nosotros no vamos a transar
Menos mal que estamos aca
nosotros no vamos a parar

Somos del grupo los salieris de Charly
Le robamos melodias a el ,ah,ah,ah,...

Somos tipos solos comemos de la lata
nos gusta el sol del cementerio de Tilcara
Nos apura la Odeon , nos apuran los amigos
Nos gastan por telefono pidiendo si tenemos
Les damos guita a los basureros
vendemos muchos discos pero somos igual que ellos
Que culpa tenemos si vamos al bar mas rasca
a tomarnos unos vinos con el borracho que nos canta

Nos gusta Magaldi cantando chamame
Siempre mencionamos a Pugliese
Troilo y Grela es disco cabecera
Siempre mencionamos a Pugliese

Somos del grupo los salieris de Charly
Le robamos melodias a el ,ah,ah,ah,...

domingo, 5 de octubre de 2008

TUS CAMINOS

Amo los caminos que conducen de ti a ti misma.

Como el que va de tu boca a tus hombros.

Y amo el camino que recorre la aventura

entre tus hombros y tus pies.

Amo el camino del anverso,

el que sigue las líneas del sol,

con escarpas, remanso y posada;

.................

Los ecos cruzados... la agitación,

las cadenas desatadas y los riesgos ignorados.

.................

Amo recorrer ese camino en horas de siestas,

sin pensarlo mucho, intensamente.

Amo detenerme en tu remanso y beber de tu miel.

................

Y el camino del reverso amo,

entre llanuras y sombras,

con escarpas también... y remanso.

Con un atajo casi escondido...

Amo tomar ese atajo, y no apurarme.

Amo detenerme en tus posadas,

y estar allí, sin detenerme, y morirme allí

..................

Por eso amo los caminos,

ese que va de tu boca a tus hombros,

Porque me lleva a los otros caminos tuyos...

los que recorren tu cuerpo... de tus hombros... a tus pies.

del libro "ENTRE PIEDRAS" entre-piedras.blogspot.com

lunes, 29 de septiembre de 2008

"Que pocos quedamos de aquellos"

"Aun sigo cantando"

Marciano Cantero / Los Enanitos Verdes.


En aquel cajon esta tu foto

llenandose de tierra

hace tanto que no la veo

como a vos, como a vos.

Te acordas que tiempos aquellos

que tiempos aquellos

en donde todo era un buen motivo

para decir te quiero.

Que le habra pasado a la vida

que sin quererlo ya ni me acuerdo

cuando con mi viejo iba a la cancha

a ver aquel atletico.

Te acordas del flaco Spinetta

cuando cantaba, "todas las hojas son del viento"

hay toda nuestra filosofia

que era solo ser rockero.

Pero como han cambiado los tiempos

todos luchan por mantener sus puestos

hay muchos que ahora son ingenieros

que pocos quedaron rockeros.

Pero yo aun sigo cantando

y lo voy a seguir haciendo

una leccion me dio la vida

tienes que hacer lo que el corazon diga.

Y ayer quizas pensando en tu foto

por la calle te encontre andando

que poco ha cambiado nuestra onda

solo cambiaron un poco nuestros cuerpos.

Espero que el tiempo ahora no borre

a esta gente que tanto amo (todos ustedes)

Por que sin ustedes no valgo nada

Su alma es mi alimento.

sábado, 27 de septiembre de 2008

JOVENCITA

II
Confundida

Por supuesto que a la joven le maravillaba bastante pensar en lo que aquel hombre de treinta y tantos años, de cuerpo bien atlético, renombrado escritor y con mucha popularidad en cuestiones amatorias, podría hacer con ella en una cama. Y ni dudar que no la dejaba dormir esa insistente fantasía en la que se veía ella misma haciendo cosas inesperadas con un hombre como ese.
Tenía su noviecito ella, como casi todas las adolescentes de su edad, pero no era lo mismo. Con su noviecito eran amigos-novios, y las cosas que hacían cuando nadie los veía eran de un minuto o dos. Nada. Cosas suficientes para una niña, no para la mujer de dieciocho años que ya era, pensaba ella en medio del influjo de sus deseos.
Le encantaba pensar en lo que podría aprender con aquel hombre, aprender de lo que él sabía, de su experiencia. Cosas que ella en teoría ya sabía pero que nunca había consumado. ¡Y vaya si ella sabía de las habilidades del hombre aquel en las técnicas del amor y del sexo!, él fue durante un tiempo amante de su prima Claudia, aquella prima que en incontables ocasiones la llevaba a ella como coartada a sus citas amorosas. Inventaban salir de paseos o de compras juntas pero iban a la casa del poeta en el otro barrio. Ella tenía que esperar en la cocina mientras aquellos, desde el dormitorio de puertas abiertas, suspiraban, gemían y aullaban cosas que la inquietaban y despertaban en ella conmociones sensuales que la dejaban suavemente temblando.
Las ataduras de sus inexpertos años comenzaban a ahogarla. Todo en ella pedía ser rescatada por un hombre como ese. Suponía que de otra manera nunca iba a salir de aquel cerco de sueños e inquietudes que en medio de las tardes, y de la noche en su cama solitaria, la ahogaba más y más cada día.
Fue durante esos encuentros a los que iba como acompañante de Claudia que comenzó a desear al que, a sus ojos, era un superhombre. Un "pedazo" de hombre de treinta y tantos años. Y comenzó a sufrir cuando tenía que soportar que no fuese ella la que él esperaba por las tardes, y cuando apenas la saludaba, y que solo cruzara con ella dos o tres palabras, y que se llevara a la cama, que estaba a solo cinco pasos de ella, a su prima. Sufría y más lo deseaba.
Claudia estaba casada con Santiago por ese entonces, y el hombre de treinta y tantos años estaba de amoríos con Flor, una hermana de aquel. O sea que su hombre deseado se repartía entre dos mujeres. Y ella se moría de ganas de ser la tercera. Presentía que aquel hombre era capaz de eso, y eso la alentaba. Si ya la segunda, su prima, era un secreto celosamente guardado frente a todos, ella, como tercera, sería un interesante súper secreto. Y siendo así podría encontrarse con él en lugares para los demás impensables, como en el viejo túnel del abandonado tren del parque, lugar secreto al que ella acudía cuando estaba triste y en el que podrían entrar hasta la parte más oscura y acostarse juntos al costado de los viejos rieles usando como cama sus propias ropas. Y podrían besarse sin que nadie los viera, y desnudarse y hacerse entre ella y él todo lo que él y la prima se hacían en la cama de su dormitorio sin puerta. O podrían acordar encontrarse en el viejo circuito de carreras, que estaba cerrado pero al que no era difícil acceder y que contaba con techados boxes, duchas incluidas. Allí podrían hacer cosas más locas aún porque había viejos coches de competición con grandes y acolchadas butacas. Viejos coches en los que podrían hacer el amor totalmente desnudos sin temor a que nadie los viera porque, sin competiciones, nadie iba por esos lados. Podrían hacerlo con ella acostada de espaldas sobre la chapa que cubre el motor de los autos o metidos en las fosas que se usan para ver los coches desde abajo. Y hasta podrían estar horas duchándose y amándose mojados con el agua al natural de las duchas abandonadas hasta la próxima carrera. También, ya que esto sería más que un secreto, podrían ir al hotel más reservado de la ciudad, ese al que van los amantes clandestinos. En ese tipo de hoteles, según le habían contado algunas amigas mayores, hay cuartos preparados al gusto de los amantes. Hay cuartos con camas especialmente grandes y de colchones de agua. Hay otros con cómodas bañeras para dos en las que una perfumada y burbujeante agua te pone a punto para una sesión de masajes sexuales inolvidables...
Solía verlo la muchacha, pasar al mediodía caminando de la mano y a las risas y besos con Flor y nuevamente verlo a media tarde, mientras aquella trabajaba, recibir en el departamento en que vivía, con un largo beso en la boca, a su prima Claudia.
Así fue conociendo todo del hombre. Y supo de sus cualidades amatorias. Imaginando algunas de acuerdo a lo que oía desde el dormitorio o directamente espiando todos los movimientos desplegados sobre el cuerpo ansioso de su prima en una cama sin sábanas. Supo reconocer, después de mucho comerse con la vista y escuchar, cuales cosas hacían que él gimiera y cuales hacían que fuera la prima la que aullara en una interminable felicidad.
Alguna vez aquellos le pidieron a ella permiso para verse en su propia casa. Era en un tiempo en que la novia del hombre no trabajaba. Y no tenían otro lugar para encontrarse. Ella al principio se negó pero el insistente pedido de la prima la convenció. La primera vez que fueron fue en la ocasión en que los padres de la joven no estaban. Ocuparon la cama matrimonial que ella se ocupó de preparar antes y después de su visita. Ahí no pudo ver nada y poco pudo escuchar. La segunda ocasión en que vinieron a su casa estaba su madre. Eso llevó a que los tres se encerraran en su cuarto con el pretexto de estudiar algo inexistente. Ahí, mientras los amantes se prodigaban poco a poco más y más ardientes mimos, ella no despegaba los ojos de la televisión. En pocos minutos los dos estaban amándose bajo las sábanas de su propia cama a un paso de ella que, completamente ignorada, era una espectadora directa de todos los ardientes actos sexuales que, eso si, eran tan silenciosos como sus animadores podían. Sin duda que ella hubiese muerto por que la inviten a sumarse al dúo. Pero nada de eso sucedió. Al acabar los amantes su tarea erótica le pidió su prima las disculpas innecesarias y le agradeció el permiso concedido...y él ni la miró más que la vez que tuvo que saludarla cuando se despidieron.
Otra vez los acompañó a la terraza de edificio donde vivía Claudia. En el departamento, tres pisos más abajo, estaba su marido descansando. Eligieron una hora en la que no había casi nadie en el edificio y hasta el portero aprovecha para descansar también un rato. Subieron los tres, trabaron la puerta y ahí nomás, mientras ella pretendía concentrarse en algún punto lejano de esa visión de la ciudad, los amantes se desnudaron completamente y comenzaron a besarse, a rozarse, y a penetrarse de a poco. Ella apenas se atrevió comenzó a mirarlos, de reojo primero, y después naturalmente ya que para esos momentos era completamente ignorada. Los amantes parecían gozar mucho más que de costumbre, tal vez, pensaba ella, por estar teniendo sexo a pleno sol y como únicos testigos al celeste cielo y a unas pocas plantas (incluida ella, ya que eso parecía que la consideraban) fijas a sus macetas. Aunque cuando todo iba terminando entre la fogosa pareja le pareció ver, en uno de los cambios de posiciones corporales, fugazmente, la mirada de él quedarse un segundo fija en la suya. Pero tal vez le pareció nomas, no estaba segura y por más que buscó a ver si se repetía, eso no ocurrió. Solo cuando los cuerpos brillantes de húmedos, mojados de saliva y sudores sexuales, se incorporaban del improvisado lecho a cielo abierto ella dejó de mirar y aquellos parecieron verla. Pero todo era ya como normal y ninguno le dijo nada. Solo reían y jugaban a arrojarse las ropas que se hallaban desperdigadas por el piso y entre las plantas.
A partir de ahí ella podía entrar al dormitorio mientras ellos en las tardes de citas fugaces hacían el amor ardientemente. La veían, sabían que estaba ahí pero su fogosidad no cambiaba. Nunca le decían nada.
Una de aquellas tardes ardientes de sexo la jovencita se sentó en un rincón de la cama. Podía oír hasta el mínimo suspiro, las frases entrecortadas casi siempre sensuales que ambos se decían, los quejidos. Hasta los inesperados sonidos que, en algunos de los tantos cambios de posiciones, los sexos al rojo vivo suelen emitir sin el control de sus dueños. Podía ver el efecto de cada beso, de cada caricia en uno y otro. Podía ver la parte de uno entrar y salir en partes de de la otra. Podía ver como se enrojecían las pieles y las partes, y como se unían una y otra vez. Podía apreciar plenamente el aroma dulzón que irradiaban aquellos cuerpos, el perfume que se instalaba en ella y la enloquecía de placer. Hasta pudo rozar cierta vez con la yema de sus inquietos dedos la piel transpirada del hombre de treinta y tantos que pareció no sentirla. Pudo por fin sentir en sus dedos el ardor del cuerpo de un hombre haciendo el amor. Todos sus sentidos estaban satisfechos aunque no se haya animado a tocar con sus labios, con su boca, lo que hubiese querido besar.
La siguiente tarde de pasión fue la que trajo más ansiedad y la más esperada por la joven. Fue en la que estuvo más nerviosa. Como si hubiese comprendido que esa tarde era aquella en la que algo cambiaría para siempre.
Esa mañana, como siempre lo hacían, planearon con Claudia la escapada. Dijeron a quienes les escuchaban que irían al comprar cosas para la casa y luego al cine. Por la tarde, a la hora de siempre tocaron suavemente la puerta y fueron recibidas por el hombre de treinta y tantos que se hallaba vestido solo con un pantalón de playa. Las esperaba con el café listo, como siempre. Aquel café que solo ella solía beber completo. Y así nomas, como si las cosas fueran de lo más normal, entraron los tres casi juntos al dormitorio. Nadie decía una palabra. La pareja comenzó a besarse, en la boca, en el cuello, en los brazos. La jovencita estaba parada al lado de ellos casi tocándolos con su piel virgen y dorada. Y como si todo fuese parte de lo mismo de siempre, se halló de pronto besando y siendo besada, acariciando y siendo acariciada, desvistiendo y siendo desvestida. Se halló de pronto acostada de espaldas en la cama, enredada en un mar de tibios cuerpos que la movían de un lado a otro. Y tocando con ambas manos el cuerpo del soñado del hombre de treinta y tantos. Y se sentía tocada por él. Sentía su boca curiosa, mojada y hambrienta entre sus senos, en su vientre. Sentía lo que siempre había soñado, su boca y su lengua entre sus piernas. Cuando estaba a su alcance, palpaba esa parte del hombre que ya conocía de vista. Y le parecía mejor aún de lo que había imaginado. Le parecía más grande, formidable. Le parecía hecha a su medida. Y comprobó que sin duda lo era ya que en un momento intuyó a su portador en posición y sintió entrar dócilmente aquello anhelado en su nunca antes domada aridez. Luego fueron una y otra vez, y unas y otras partes, durante un tiempo en que ninguna otra cosa existió. Hasta que se vio a sí misma reuniendo su ropa, vestirse lentamente y caminar hacia el olvidado café que frío esperaba sobre la mesa de la sala.
Tal como había supuesto, ya nada fue como antes. Aquella fue la última ocasión en que el poeta le permitió a Claudia apelar a ella como compañía para esconder sus ardientes e ilegales encuentros amorosos.

jueves, 25 de septiembre de 2008


CHISTE, CHISTE


Se completó la ampliación de la red de gas en toda la ciudad; En esta cálida mañana de septiembre, representantes de la intendencia municipal dejarán formalmente inaugurado el último tramo de la red de gas natural en el Barrio Parque. El acto se llevará a cabo a partir de las nueve de la mañana en la esquina de las calles Uruguay y San Lorenzo. A dicho acto asistirán como invitados de honor los ochenta trabajadores municipales que hicieron posible que dicha obra sea terminada veinte días antes que venciera el plazo establecido al comenzar la misma, hace un año.
La red, que se extendió ya a todos los barrios de la ciudad, se hizo bajo el sistema de “Hermanamiento”, método creado e impulsado por el Excmo. Sr. Intendente y que permite compartir el costo entre los frentistas y los aportes de distintas empresas y particulares que se solidarizan con los vecinos menos prósperos.



No crea que lo van a tildar de “comunista”, “terrorista”, “trolo” o “vende-patria” por contribuir a la resistencia de "Revista Sojalandia". Confíe en el libre pensamiento y en esto de que algunos sí luchan por manifestarse más allá de la mezquindad general.
Llame, escriba, suscríbase, y “aporte” ideas, pensamientos y libras esterlinas. Su apoyo se convertirá en futuros periódicos de papel tan perdidos como éste.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

"los dueños de la cultura" en San Sojalandia


“Conozco literatos elitistas

que creen merecer genuflexión

solo porque han escrito en “revistas”

a las que les pagaron la edición”

domingo, 21 de septiembre de 2008

El amor empieza

Roberto Juarroz

El amor empieza
cuando se rompen los dedos
y se dan vuelta las solapas del traje,
cuando ya no hace falta
pero tampoco sobra la vejez de mirarse,
cuando la torre de los recuerdos, baja o alta,
se agacha hasta la sangre.
El amor empieza cuando Dios termina
Y cuando el hombre cae,
mientras las cosas, demasiado eternas,
comienzan a gastarse,
y los signos,
las bocas y los signos,
se muerden mutuamente en cualquier parte.
El amor empieza
cuando la luz se agrieta como un muerto disfrazado
sobre la soledad irremediable.

Porque el amor es simplemente eso:
la forma del comienzo
tercamente escondida
detrás de los finales.

primavera




SEÑORA DE MI PATIO

La encontré una tarde en el olvido

del rincón de tierra de mi patio,

pequeña, sin renuevos todavía.



Al bautismo diario de su vida

constante asistí, esperanzado.

Y fui feliz una mañana

cuando aun tímidos,

sus primeros abrazos

al cielo se extendieron.



Poco a poco ocupó su espacio,

y al cabo de dos años de aquel día

se convirtió en la Señora de mi patio.



Es desde entonces

que con besos puros y dorados,

brillantes de rocíos

y plenos de efluvios

una hermosa madreselva

acaricia mis mañanas.

viernes, 19 de septiembre de 2008

MULTAS MAL COBRADAS



Muchos se preguntan: ¿como fue que se descubrió que los agentes municipales no estaban lo suficientemente capacitados para detectar infracciones y labrar multas por las mismas?...



El intrépido cronista de "Revista Sojalandia" investigó, y tras el paciente desenredo de información concluyó que fue gracias a ciertos notables errores que se notó la inoperancia.



Se supo, para que tengan una idea, que un agente multó, por circular con su vehículo en forma peligrosa y por un camino no permitido a un niño que manejaba su triciclo por el césped de la plaza San Martín de Barrio Jardín. Otro "Chapacana" multó, por derramar aguas servidas en la vía pública al dueño de un caniche toy cuando este blanco can meó un árbol en una vereda del Bv 25 de Mayo.



También los muchachos, y las chicas, de azul penalizaron con abultadas sumas al maquinista del Belgrano cargas por los ruidos molestos causados con la bocina y las ruedas del tren que comandaba, a los muchachos del transporte "el perejil" por decirles piropos groseros a las chicas mientras manejan su 350 y al negro pijui por no bañarse nunca.




Otras multas dudosas son: la que le hicieron a una empresa de traslados funerarios por entorpecer la libre circulación en las calles, a una morocha infartante que por su paseo en minifalda provocó un accidente múltiple en la esquina de calle mitre y belgrano y a un hotel alojamiento, que por no tener un semáforo en la entrada/salida repetidamente hace que se provoquen difíciles embotellamientos.

FIESTA-FIESTA

Este fin de semana, y para festejar nuevamente el haber llegado a los mil visitantes por día, “Revista Sojalandia” brindará una cena-kermese en la que estarán presentes todos los integrantes del staff. Se descuenta que habrá buen asado, mucho vino y música, y que no se permitirá a nadie decir ningún discurso sin estar borracho.

También se informa que no habrá periodistas, ni de "uno" ni de "otros" medios, ni políticos, ni chupamedias, ni religiosos. Lo que sí habrá son mujeres, cortesanas en ejercicio y de las que van a ir a este acto justamente a practicar para eso.

Habrá castillo inflable para los niños asistentes y muñecos, también inflables, para las damas que los requieran. No faltarán las mesas para jugar al tarro, al truco y al chin chón y se pondrán sobre una pared grandes fotos de algun intendente, y ex, para que todos los asistentes puedan practicar su puntería arrojando tomates y huevos podridos.
Habra sorteos de diversos, y curiosos, objetos donados para tal fin. Se sorteará, por ejemplo, una foto en la que se ve al ex intendente local compartiendo amenos cafés con el grupo de sindicalistas porteños liderados por "madonna" Quirós y otra rarísima foto en la que puede ver al flamante intendente, a los doce años, esforzándose en el único trabajo que hizo en su vida: recortando con una tijera, de una revista billiken, la foto del general perón.

El costo de la tarjeta, en la que se incluye comidas, bebidas, show y entrada a una posible orgía sexual será de cien euros o un quintal de soja.

martes, 16 de septiembre de 2008

EN MEDIO DE LA NOCHE EL MÚSICO CIEGO

En medio de la noche, hasta casi amanecer,
la música de un piano recorre las ventanas
del caserío dormido, en el barrio La Esmeralda.
Do fa sol la sol mi mi do... dice una canción,
do mi mi do do mi mi do... le sigue una más.
En medio de la noche las melodías acunan
a obreros que duermen esperando un nuevo sol
y rozan a muchachas que sueñan el amor.
Poetas y estudiantes permiten al cansancio
perderse entre las hojas de sus crueles cuadernos.
Preparan el examen y buscan el poema
mientras calla el silencio, a causa de aquel son.
Sol fa mi mi mi, sol sostenido y si re do...
infaltable en el aire esta clásica canción.
Metido en su cuartito, el músico bohemio
en medio de la noche del barrio La Esmeralda
recorre en canciones lo que jamás dirá.
Mi fa sol sol sol sol fa mi fa mi do... comienza,
la la la si do si la sol... sol con do. Y adiós

lunes, 15 de septiembre de 2008

viernes, 12 de septiembre de 2008

FUENTE DE LOS DESEOS

Debido a la urgente necesidad de acabar, de una vez por todas, de reacondicionar la fuente de la plaza cívica, al intendente y su tribu, se les ocurrió un original modo de amortizar rápidamente el costo que dicha remodelación trae aparejado. Para eso, planean convertir a la inútil fuente en una Fuente de los Deseos.
A dicho espejo de agua se le otorgará, por parte del municipio, el poder, a cambio de una simple moneda de a peso, de otorgar el cumplimiento de un deseo.
Desde el momento mismo de haberse conocido la noticia es que están desesperados reservando turno muchos de los habitantes de San Sojalandia.
Están ya, con los primeros lugares adquiridos, muchísimos productores rurales que pedirán lluvias a granel y subas en los precios de la soja y los alquileres de propiedades.
Detrás de éstos están los hinchas de river, que piden a llanto pelado que su equipo gane alguna otra copa internacional.
Están también esperando para lograr el deseo de que el gas llegue a sus domicilios, todos los vecinos de todos los barrios periféricos de la ciudad.
Y los albañiles también estarán en la larga fila para pedir deseos, pedirán que los que hacen construir sus onerosas propiedades para la renta y para sus amantes, entiendan que los presupuestos de mano de obra tienen que aumentar tanto como aumentan los materiales necesarios para construir.
Estarán muchos políticos, sindicalistas y religiosos también esperando para pedir sus deseos de que la gente de la city continúe mirando tinelli y no se avive de sus chanchullos.
Y por ahí se lo verá a cierto redactor de cierta burda revista virtual de humor pidiendo que se le conceda un oscuro y lascivo deseo que mantiene con respecto a una morocha que trabaja en un lugar de comidas.

jueves, 11 de septiembre de 2008

20 Millones

Nos preguntamos: ¡Qué van a comprar, el inoperante Llaryora y sus secuaces, con los veinte millones de pesos que andan pidiendo prestados?

Y nos respondemos ladinamente:


A los jueces, para que le fallen a favor en el tema de los des-contratados y echados.

Papel para hacer los nuevos billetes de San Sojalandia

Diez mil calentadores chinos para repartir entre los manifestantes que protestarán, por la falta de gas, frente al palacio apenas pase el verano.

Cien motos de agua para que use la policía de tránsito cuando caigan los doscientos primeros milímetros de lluvia.

Cien mil huevos de pejerreyes para poblar de éstos la laguna de retardo de líquidos de desagues.

Cuatro o cinco mil chupetines dulces para repartir entre la gente de los barrios en el recorrido que hará el intendente en los festejos del primer añito en el gobierno.

Mil talonarios de cien multas cada uno, que se labrarán en un mes, por agentes idóneos, para recuperar las que hicieron mal unos chicos del partido cuya única experiencia en las calles fue cuando pegaban afiches para la campaña pasada.

Una máquina de hacer llover para sus amigos, los terratenientes sojeros.

Un nuevo secretario de gobierno.